Nuestra visita a Estambul terminó justo antes de los terroríficos ataques al aeropuerto de Ataturk. Para leer nuestras reacciones a los ataques, entra aquí. Sentimos, por otro lado, que es más necesario que nunca compartir las historias de esta bella ciudad. Que continua siendo un lugar lleno de gente amable e increíbles maravillas.

Las estadísticas

De acuerdo con las últimas cifras de ACNUR, Turquía aloja el mayor número de refugiados del mundo, con unos aproximadamente 2,7 millones de Sirios.

Turquía tiene una política de puertas abiertas para refugiados que se encuentren ante un “peligro inminente” de muerte, lo que ha contribuido a un gran flujo de refugiados desde su frontera con Siria, al sur de Turquía.

Con el acuerdo de la UE y Turquía de Marzo, se suponía que adquirirían una condición por la

istanbulalleyway
niños juegan en la luz del atardecer 

cual los ciudadanos turcos podría acceder a la UE sin necesidad de visa y el verse más cerca de conseguir su condición de estado miembro, a cambio de recibir de nuevo a los inmigrantes que salieron de Turquía para llegar a Grecia, y también cerrar mejor sus fronteras.

Con el acuerdo entre la UE y Turquía, se redujeron un poco las llegadas a Grecia, pero la tensión política deja una situación muy desequilibrada que puede terminar con otro giro de 180 grados.

En octubre del 2015, la ciudad de Estambul tenía alojados más refugiados sirios que todo el resto de Europa combinada.

 

Las historias

Llegamos a Estambul un caluroso viernes por la tarde de Ramadan. Con solo 14 horas de escala y dejamos nuestras cosas en el hotel para regresas rápidamente al empedrado de la calle y absorber todo lo posible de esta fascinante y colorida ciudad.

IMG_4154
baclava en una tienda

Estambul ha servido de puente entre oriente y occidente durante más de 4.000 años. Sirviendo de catalizadora en la ascensión y caída de los grandes imperios. Hoy conectando dos continentes, dos mares, dos religiones y todo un tapiz de culturas y lenguas.

Niños jugando en el callejón del hotel.

El chico turco de la recepción del hotel tenía una coleta, barba y una expresión de aburrimiento; nada inspirado por lo emocionados que nosotros estábamos. Nos dio amablemente indicaciones en un mapa para encontrar el famoso hipódromo romano desde el hotel.

“Es ramadán de modo que encontrareis gente por todas parte” dijo como quejándose por ello.

Inmediatamente encontramos una personalidad diferente, algo secularizada y con un perfil occidentalmente actual.

De vuelta en la calle, subimos a una calle principal que nos llevaba a la mezquita azul. Después de haber pasado años escuchando acerca de la historia de esta diversa ciudad, por fin nos encontramos en el hipódromo del emperador Constantino. Hoy en día, un mercado nocturno con mesas en el exterior rodean los obeliscos en el centro.

La plaza estaba llena de gente: algunos turistas como nosotros que llamaban la atención por sus piernas al aire y cortes de pelo, pero mayormente musulmanes celebrando el ramadán. Familias estaban comiendo en el césped, grupos de amigos compartían té caliente, y algunas personas entraban y salían de la mezquita.

Un servicio religioso se retransmitía desde la mezquita, siendo superado por una llamada a la oración desde un minarete al otro lado, creando una mezcla curiosa de sonidos.

Compramos cafés turcos y un baclava cubierto de pistachos. Nos sentábamos en una mesa de madera para mirar a la gente: mujeres con pañuelos coloridos que reían, una pareja de ancianos sentada en una banca, un grupo de jóvenes con helado, dos niños pasando un balón en el césped.

IMG_4991
Un concierto de Ramadán

En otra plaza, hubo un concierto. Los músicos tocaban instrumentos exóticos en una escala musical del oriental.

Mas tarde, caminando por un callejón, un mostrador de joyas nos llamó la atención. Cuando nos acercamos, el dueño salió a la calle.

Con un inglés mal hablado, dijo: Nos gustan los [EE.UU.] Nueva York?

A Cristian, le dijo: Solo hablo un poquito del español. Solo sé decir ‘bonito y barato!’

Al regreso, nos paramos en una tiendecita para ver unos aretes hechos a mano. Una mujer

IMG_4993
castañas asadas

de negocios con nueve añitos y llevando un hijab rosado vino a ayudar.

Con gestos y algunas palabras en inglés, me aduló mis elecciones de color y me dijo con mucha confianza: para ti, precio especial.

Dentro de la tienda, reuní el valor necesario para preguntarle como ponerme el pañuelo para entrar a la mezquita. Al principio, ni ella ni la mama entendieron. La única palabra turca que recordaba era el nombre de la Haga Sofía, entonces dije esa una y otra vez mientras me tocaba la cabeza con el pañuelo en la otra mano.

IMG_20160624_173300336
La pequeña mujer de negocios me ayuda a ajustar el pañuelo

 

Cuando no puedes usar palabras para comunicarte en una cultura diferente, terminas usando gestos exagerados, palabras mixtas, lenguaje de signos, y señalado a fotos o mapas. Pero la lengua es una gran sonrisa.

Finalmente me entendieron, y arrodillé para que la niña pudiese cubrir mi pelo con el pañuelo de ceda. Su madre intervino para ajustarlo a la perfección con un imperdible. Las dos se echaron atrás para poder observar orgullosamente su trabajo. “Very beautiful!” dijo la pequeña mujer de negocios cariñosamente.

IMG_4255
Una familia camina frente a Aya Sofía

La mañana siguiente, nos despertamos a las 5:30 de la mañana para dar un paseo antes de
irnos al aeropuerto. A esa hora, las calles estaban vacías y la luz quedaba perfecta. Compartimos el amanecer con unos pescadores en un puente y caminamos por la mezquita azul una vez mas, escuchando las oraciones de la mañana en el lado de las mujeres y de hombres.

Nuestra visita a Estambul fue corto, dulce y con mucho sabor, tal como un buen café turco. Nos quedábamos encantados por los sofisticados detalles de la “ciudad de los deseos.”

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s